Las pequeñas y medianas empresas entienden cada vez más la importancia de incorporar la sostenibilidad en estrategia de negocio. Este camino hacia un mundo cada vez más verde no solo se ha convertido en un asunto prioritario para hacer frente a los desafíos del futuro, sino que es indispensable para conectar con los consumidores y usuarios, cada vez más conscientes de la crisis climática y las consecuencias del calentamiento global. Los negocios sostenibles también atraen al mejor talento, además de ser una condición básica para acceder a varios concursos públicos y permitir ahorrar en costes.

Banco Santander acompaña a sus clientes en el proceso de transición. Una de las principales iniciativas es la herramienta que permite a las pymes conocer, reducir y compensar la llamada Huella de Carbono, es decir, el total de emisiones generadas de manera directa o indirecta. A diario, las empresas generan con su actividad emisiones de gases de efecto invernadero que se acumulan en la atmósfera y son responsables del cambio climático.

Go CO2 neutral, desarrollada en colaboración con Global Factor, permite a los negocios calcular la huella de carbono de manera sencilla, expresada en toneladas de CO2 equivalente. Y una vez conocidas las emisiones que genera su actividad, la herramienta permite compensarla en distintos proyectos a elegir. En cada uno de ellos se indica cuánto costaría compensar cada tonelada de CO2 (euros/tonelada), de manera que la compañía puede compensar tantas toneladas como desee, independientemente de la huella total de cálculo.

Compensar la huella de carbono es solo una de las opciones que tienen las empresas que trabajan para alinear su estrategia a los objetivos ESG (Ambiental, Social y de Gobierno). Cabe resaltar que en varios países es un requisito legal para grandes compañías, especialmente de sectores contaminantes, y con el paso de los años se extenderá paulatinamente a más sectores y tipos de empresas.

El proceso de Go CO2 neutral se realiza en tres pasos. Primero, se introducen los datos de actividad y la herramienta calcula directamente las emisiones. Los datos de actividad solicitados son fácilmente identificables por cualquier empresa. Después se elige el proyecto para la compensación de emisiones. Se trata de proyectos garantizados y reconocidos bajo el marco de los Mecanismos de Desarrollo Limpio (MDL) de ONU Cambio Climático contribuyendo a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. En el tercer paso se paga el importe para compensar las emisiones a través del TPV virtual. Automáticamente, la plataforma generará un certificado que garantiza la ejecución de la operación de compensación.

Banco Santander también ofrece el Sello AENOR Sostenibilidad, que tiene como objetivo ayudar a las pymes a obtener un rating que les permita diferenciarse con sus clientes y proveedores, públicos o privados. Pueden obtener el nivel de sostenibilidad en 4 aspectos: gestión integral de la sostenibilidad, ambiental, social y económica. El proceso es sencillo y 100% digital. Además, con esta solución las pequeñas y medianas empresas pueden conocer su grado de sostenibilidad mediante un simple cuestionario, que una vez cumplimentado proporciona una calificación preliminar con varios niveles: básico, avanzado y experto. Además, permite obtener un informe personalizado con planes de mejora y una guía de buenas prácticas.

Compromiso con el medioambiente

Banco Santander tiene una detallada agenda de banca responsable con objetivos concretos en materia de medioambiente. Con el objetivo de ser un referente mundial en finanzas verdes, ofrece soluciones a sus clientes en todas las geografías donde opera para ayudarlos a abordar la transición ecológica. Así, el grupo se ha comprometido a movilizar 120.000 millones de euros de financiación verde hasta 2025 y 220.000 hasta 2030 a través de financiación de proyectos, préstamos sindicados, bonos verdes, asesoramiento, y otros productos y servicios. Santander ya ha canalizado cerca de 98.600 millones desde 2019. Una muestra reciente es el acuerdo con el Grupo BEI para movilizar 990 millones de euros de nueva financiación para ayudar a las pymes a abordar el cambio.

Entre los principales hitos en materia medioambiental en el primer semestre de este año también destaca el aumento del volumen de activos bajo gestión en Inversiones Socialmente Responsables (ISR), que ya se sitúa en 58.600 millones de euros. También apuesta por las tarjetas fabricada con materiales reciclados (tiene ya más de 21 millones), lo que le ha permitido reducir 189 toneladas de plástico anuales.

Para más información contacta con: Asier Sopelana (asopelana@globalfactor.com)

Fuente: El independiente